miércoles, 14 de enero de 2009

LOS EMPAREJAMIENTOS Y BILL MURRAY

Nos lo tomamos a broma, aviso de que seguramente no seré el único que haga la referencia, y pido perdón de antemano pues una parte importante de la aportación de alguien que –supuestamente- sabe de algo debe estar basada en la originalidad del comentario.
Pero no me digan que el próximo sorteo de los emparejamientos de la Copa del Rey no quedaría perfectamente contado por aquel gran Bill Murray que, en la película El Dia de La Marmota, se levantaba cada mañana con el mismo escenario –y las mismas escenas- del día anterior. Comprenderán, comprendemos, que por mucho esfuerzo que se ponga no es posible vender el enésimo partido de primera ronda Madrid-Barcelona como el cruce del siglo. Bill pondría esa cara que sólo sabe poner él, e inexpresivamente comentaría: amigos, es otro Madrid-Barça. Disfrútenlo. Y seguro que sale bueno, porque La Copa, ese gran invento, lo potencia todo. ¿Será mejor el Cruce de la Marmota que el Tau-Pamesa, o que ese nostálgico Estudiantes-Joventut que a todos nos traerá recuerdos del pelo largo? Pregunten en otra columna, porque en esta no lo sabemos. De hecho, algún año, y por qué no éste, una franquicia bien plantada en ‘su’ liga (y que las comillas sustituyan ese indefinido concepto tan español de los equipos grandes/pequeños; pongan al Gran Canaria donde les apetezca), pasará la primera ronda, y pasará la segunda, y ganará la final. Pero el mismo hecho (ese ‘fact’ que emplean en USA ante los grandes acontecimientos deportivos) dice que este es el torneo de Aíto, que en Unicaja lo saben, y que los demás no sólo lo saben… sino que lo temen. Entiendan, por último, que no se debe entrar en análisis de mucha más enjundia a 13 de enero, sobre una cosa que sucederá el 19 de febrero. Lo mismo de aquí a la semana del torneo el Estudiantes gana todo lo que juega y a Murray lo vuelven demente.

Diario Público, 13 enero 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario