lunes, 16 de febrero de 2009

LA NBA NO ES EL BALONCESTO AMERICANO

A propósito de este Spanish All-Star, que hemos vivido tan intensamente, se han escuchado comentarios de todo tipo sobre el baloncesto americano. Pero estamos equivocando el todo con una de las partes: en Estados Unidos, el baloncesto es mucho más que la NBA.
Es cierto que estos eventos tienen mucha repercusión, y es lógico, la National Basketball Association es una asociación con grandísimo ánimo de lucro. Los dueños son millonarios, y pagan a un ejectutivo millonario para que rentabilice la inversión.
Gracias a este enfoque, Pau, Rudy, Calderón... seguramente no tendrán que preocuparse demasiado de su economía cuando se jubilen. Y por supuesto todavía menos que ellos gente como Kobe, Shaq, o Superman Howard, que el sábado se ganó el sueldo entreteniendo a la parroquia.
Recuerdo los primeros partidos que nos llegaban de este evento por la tele: eran los años 80, y todo lo que rodeaba el fin de semana parecía llegado de otro planeta. Pero entonces, como ahora, con la inocencia de un concepto de deporte por descubrir, o con la experiencia de algo ya descubierto, el enfoque sigue siendo el mismo. Los jugadores-estrella como Isiah Thomas (el All-Star que mejor se lo montaba en aquellos años), Magic, Mo Malone, incluso Larry Bird, o los participantes en los primeros concurso de mates como Julius Erving, Larry Nance, Terence Stansbury (el primer tipo al que vi darse una vuelta entera en el aire antes de machacar), llegaban con la lección bien aprendida; querían poner su grano de arena en el crecimiento de la empresa que les pagaba y les hacía sentir mejor que en brazos.

¿Y el baloncesto? ¿Y el deporte enfocado desde la competitividad? ¿Y la justicia de las decisiones dentro de la cancha?

Esa etapa ya la habían vivido antes. En sus colegios. En sus universidades. Defendiendo el valor de un escudo que les pagaba los estudios, que les daba la oportunidad de proyectarse hacia una profesión de millonarios.
Les garantizo, y muchos de ustedes lo saben, que si hoy lunes se acercan por Chapel Hill (Carolina del Norte), o incluso dentro de la ciudad de los Lakers se dan una vuelta por el campus de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA), o se van a Kentucky, o incluso en Boston se pasean por el campus de Boston College, encontrarán muchos ciudadanos norteamericanos enamorados del baloncesto pero incapaces de opinar sobre la fiesta del All-Star, sobre la cabina de Howard, los saltos de Robinson, las injusticias con Rudy, o los bailes de Shaq. Seguramente en ese momento estarían en sus pabellones animando a sus universidades, o ligando en alguna fiesta de sus hermandades.
Todos ellos, baloncestistas americanos, tan amantes de su deporte como la NBA de su show, no encajarían dentro de esa definición del 'baloncesto americano' culpable de que Rudy o Pau sean protagonistas todavía en un rol de secundarios.
Del mismo modo que hay muchos Estados Unidos en USA, existen muchos baloncestos dentro del 'baloncesto americano'. Aquí debería suceder lo mismo. Sería más higiénico para nuestro deporte.

Les dejo un link de otro tipo de 'baloncesto español'. A muchos les gusta más que la ACB. Aunque en el All-Star no hay concurso de mates, ni falta que le hace...
http://www.copacolegialabc.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario