martes, 28 de abril de 2009

LOS EQUIPOS GRANDES

El Barça se juega esta semana la Euroliga de Baloncesto (también la de fútbol...y la liga...).
El Barça, y sus secciones...
Decíamos, hace un año, a propósito de los equipos grandes lo siguiente.

Bajo esa expresión que adoramos en España para separar las clases sociales en deporte, coincidirán conmigo en que en la Final de la Euroliga del cincuentenario ha sido la mejor de las posibles, con dos ‘Equipos Grandes’, Macabbi y CSKA, ¡pero grandes…de verdad! En realidad cincuenta años no son muchos y los clubes de toda la vida siguen apañándoselas para engordar su palmarés. ¿Que cambia el nombre de la competición, y ahora se llama Euroleague en vez de Copa de Europa? Pues se le cambia el nombre al equipo, y en Rusia es CSKA lo que en la Unión Soviética fue TsSKA. O se le cambia el nombre al pabellón, y lo que durante mucho tiempo fue la Mano de Elías de Tel Aviv, se convierte en la Arena de Nokia…
Pero, eso sí, un ‘Equipo Grande’ que se precie tiene que mantener sólidos principios fundacionales, inalterables a todo cambio. El primero, y más importante, tiranizar de tal modo su competición local que no importen más que ellos en todo el país (25 títulos ‘soviéticos’ y 14 ‘rusos’ el CSKA, o 47 de Maccabi… en los últimos 50 años). De ese modo, los cambios solamente afectarán a la superficie de la estructura. Por ejemplo, utilizar Cheerleaders para animar en vez de soldados de uniforme. O contratar jugadores y entrenadores de medio planeta, donde antes sólo había figuras locales elegidas y protegidas por y para el bien del país.
Estoy hablando del CSKA, claro, porque en el Maccabi ni siquiera han cambiado al agente secreto que viaja de negro a los partidos de fuera de casa…
Resumiendo, que esta competición cincuentenaria exige el carnet de miembro ‘Business Class’. Y ese pasaporte de ‘Equipo Grande’ europeo cada vez cuesta más. Sobre todo, representando una Liga con varios aspirantes anuales. Lo cual quiere decir que los ‘Equipos Grandes’ ACB deberían subir una talla si quieren llegar a la ‘grandeza’ del Maccabi y del CSKA. Y no se me ocurre otra que la vía de la pasta y el monopolio de representación. Sin fugas competitivas locales. Es decir, convertir rivales ACB en sparrings locales… por la gloria de la Euroliga. Así lo hacen en Rusia y en Israel, y les va de maravilla…


Diario Público: abril 2008.

Hace un año eran el Maccabi y el Csska. Este año también el Olimpiakos, y el Panathinaikos... El Barça no lo tiene fácil, ni el Madrid tampoco. Resulta que otros tienen más dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario