viernes, 29 de mayo de 2009

EL MINUTO DE ORO

Hace tiempo que no lo abría. Pero lo tengo en la carpeta de favoritos. Y hoy, no sé por qué, saltó a la pantalla. Es un vídeo de apenas un minuto sobre Michael Jordan.
Estaba investigando otras cosas. Leía sobre Lebron James, el hombre llamado a dominar la década del baloncesto, que se resiste a perder a mitad del camino. Aquí hablamos mucho de Pau, por supuesto, es la referencia de todo un país. Aunque la ACB no funcione (ni pueda funcionar por el atajo que tomó hace años para ser un soporte de otras marcas, en vez de convertirse en una gran marca), el baloncesto sigue siendo un deporte de primera en muchos colegios, en muchas ciudades y en los medios de comunicación.
Pero también tenemos Roland Garros en marcha, otro evento del año. Con Nadal, Federer, Djokovic; todos grandes figuras; individuos sobre los que se escriben maravillas, y que nos dejan momentos inolvidables.
Y podemos hablar y leer grandes cosas sobre el Barça de fútbol. La resaca del triplete histórico es muy interesante. Escribía Segurola ayer que Guardiola se convierte en el gran referente del barcelonismo, por encima de Cruyff. Y el otro día nos dejó una reflexión muy personal, y de gran vuelo, por usar su estilo; mantiene la idea de que ha sido la inexperiencia de Pep su mayor fortaleza. Según Segurola, se atrevió a proponer algo demasiado ambicioso (la perfección futbolística), desde su energía como debutante. Tenía la idea, y decidió aplicarla sin referencias. Como nunca había entrenado a ese nivel, no tenía nada que perder… Y nos dejó el mejor de los equipos posibles de la historia del fútbol. Segurola lo ha bautizado como el Perfect Team…futbolístico, se entiende.
El deporte inspira, emociona, educa y puede dar sentido a una vida.¿Cómo explicarlo? La literatura es inmensa, y los buenos son capaces de hacerlo. También las imágenes son muy recurrentes. Hay grandes vídeos a lo largo de los años, y a lo ancho de los deportes, pero es difícil encontrar un cuento más emocionante para cualquier niño que algún día haya querido ser jugador de baloncesto que éste.
Disfrutadlo. LET YOUR GAME SPEAK.
El MINUTO DE ORO de la tele, jamás tuvo más sentido que en este caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario