jueves, 14 de mayo de 2009

LA GENÉTICA VERDE (Y II)

El comisionado Stern, era entonces un jovencito que se subió a la ola de una de las rivalidades mejor construidas de la historia del deporte, Magic vs. Bird, Lakers vs. Celtics, showtime vs. equipo a media cancha, California vs. Massachussets, Oeste vs. Este. La NBA se convirtió en un mastodonte que conquistó el universo, y hasta hoy.

De repente, Boston, tras muchos años vagando por la liga, resurgió con fuerza el pasado año. Todo lo verde estaba allí, pero la genética del equipo había cambiado. Incluso tenían cheerleaders. Apoyados en jugadores-atletas dominaron el final de Liga con autoridad. Garnett era fuerte, bueno, rápido. También Pierce, y Ray Allen. Eran Celtics, pero no eran como aquellos Viejos Celtics. Tras la victoria, querían iniciar una dinastía. Lo que ocurre es que han tenido lesiones, y además se están haciendo mayores, es decir… ¡viejos! Y entonces, ya lo han visto; en este playoff ha aparecido de repente el espíritu de LOS VIEJOS CELTICS.
http://espn.go.com/nba/clubhouse?team=bos
Es verdad que no hay mormones (Ainge es el inventor de este equipo; con eso vale), pero ahora tienen la misma pinta que el equipo de los 80. Están lentos, hay varios gordos, son más bien bajos que altos. Incluso un tipo al que llaman Glen 'Big Baby' Davis, se atreve a tirar medios ganchos de fuera de la zona como hacía McHale hace 25 años. Han rescatado a Marbury, un apestado de la liga, y lo han convertido a la religión verde (aunque eso se lo podían haber ahorrado, la verdad, fue más poético el rescate de Bill Walton en los 80, desahuciado por las lesiones; pero, ok, lo damos también por bueno).
En fin, que el año pasado ganaron, pero este año tocan la fibra sensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario