viernes, 5 de junio de 2009

ELIJAN SUS PREFERENCIAS

¿Los Ángeles Lakers vs. Orlando Magic ó Real Madrid Metro vs. Tau Cerámica de Vitoria y Regal Fútbol Club Barcelona vs. Unicaja Málaga?
Los medios de comunicación españoles se decantan; traidores. Prefieren aquello. La final de la NBA se lleva los titulares; se lleva la portada. Encima, Pau ha jugado bien, ha dominado la pintura y todo apunta a que se vendrá esta vez con el anillo de campeón.
El anillo. Los Lakers. ¿Qué son los Lakers? Es el apodo que queda de la histórica franquicia de Minneapolis. Como no iba gente a verlos a Minneapolis, el dueño se llevó la franquicia a Los Ángeles. Quería, como el resto de empresarios que compraron equipos profesionales, que aquello tuviera un sentido económico. Es decir, hacer negocio con el baloncesto profesional. Inexplicable.
Estos americanos siempre igual. Pretenden que sus negocios funcionen, y que sean rentables. No hay quien los entienda, pero se ponen a ello. Y son cabezotas. Van, vienen, prueban, hasta que les sale. Curiosamente, al menos en el caso del deporte profesional como negocio, odian los atajos. No les gusta aquello de ir a cada uno por su lado y tonto el último. Prefieren que el negocio tenga un sentido. Optan por crear y cuidar lo que han creado. A veces, esta opción casi les cuesta la quiebra. A finales de los 70, la imagen de su marca, National Basketball Association, estaba deteriorándose. En su libre mercado, además, les salió competencia. Otros empresarios crearon la American Basketball Association. Y lo hicieron muy bien durante un tiempo. Les quitaron jugadores y los aficionados dudaron. La NBA lo pasó mal, pero siguió remando. Sus dueños siguieron sin atajar. Salieron adelante con una gestión común, un líder ejecutivo-agresivo, y la confianza en el valor de su marca, por encima del valor de cualquiera de sus franquicias.
30 años después, han conquistado el mundo. Su marca, es la primera marca del baloncesto profesional en cualquier país, incluso por encima de las ligas profesionales locales. En España, los medios de comunicación (traidores), abren esta mañana con un partido que se juega en Los Ángeles, donde solamente hay un español, y como segundo plato ofrecen el partido de la liga española.
La pregunta de fondo, podría ser: ¿por qué Gasol se fue a jugar a Memphis con 21 años, una ciudad media estadounidense, o Ricky Rubio se irá el año que viene, o el siguiente, a Oklahoma o a Washington, por ejemplo, en vez de quedarse ambos en una ciudad como Barcelona? La respuesta no es sólo el dinero. En el caso de Rudy Fernández, por ejemplo, ya declaró que se iba con un riesgo cierto de perder dinero.
La respuesta es la marca y su credibilidad. La National Basketball Association ha creado una marca, y ha obtenido la confianza en su mercado (todos pertenecen porque las reglas son iguales para todos; sin atajos). La Asociación de Clubes de Baloncesto después de 30 años ni ha generado marca (sus equipos venden sus camisetas a empresas, a las que incluso les permiten secuestrar el nombre) ni mercados (la mayoría de las ciudades no saben si su equipo disputará la competición el siguiente año, debido al sistema de ascensos y descensos deportivos: la salsa del fútbol, según dicen).

No hay comentarios:

Publicar un comentario