sábado, 15 de agosto de 2009

JUGADORES DIFERENTES

Se juegan en el PGA de golf los últimos hoyos del segundo día: Harrington vuelve a amenazar a Tiger... y vuelve a caer al final. Woods todavía no va de rojo, pero el irlandés ya lo había dicho en la previa del torneo; el desgaste energético-cerebral que supone jugar 36 hoyos seguidos junto a Woods es excesivo. Durante algunos momentos, parecía que Harrington podía plantarle cara, pero se ha hundido al final.
Ahora bien, el tipo que ha irrumpido con fuerza ante las cámaras de Estados Unidos es el andaluz Quirós. Era de esperar. Alvaro tiene algo que le hace un jugador diferente, su tremenda potencia con el drive, y precisamente eso es lo que se busca en el deporte profesional. Ya le sucedió a Sergio García precisamente en este torneo hace ya diez años. Sergio era un joven atrevido, que desafiaba a los mejores, incluído a Tiger con quien jugó el partido estelar de la última jornada, que se movía con soltura, que tenía un apodo sugerente 'El niño', en honor a su juventud, pero también como consecuencia de un huracán que azotó las costas americanas en aquella época.
Siguiendo con las comparaciones entre golf y tenis que hacíamos en el anterior post, una irrupción con personalidad en la ATP ha sido la de Jo Wilfred Tsonga. La suya es una presencia interminente, pero cuando entra en primer plano, lo hace con ganas. En un extraño partido en Montreal, se cargó a Federer en tres sets. Se fue del partido tras ganar el primer set, y cuando regresó (perdía 5-1 en el tercero), lo hizo sin reparos: 5 juegos seguidos, tres match-points perdidos, y finalmente victoria en el tie-break. Tsonga es ese tipo de jugador que refresca los cuadros, los anima, atrae al público. Seguramente jamás llegue a ser un número uno, del mismo modo que a Sergio se le está complicando mucho trascender en su profesión, pero siempre que cualquiera de los dos ronden un torneo de su deporte, la gente acudirá a presenciar cosas (muchas buenas, algunas malas) diferentes. Y eso vale dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario