lunes, 21 de septiembre de 2009

EL CAPITAN Y SUS MARINEROS

'El Capitán Scariolo’ bien podría haber usado la táctica de Guardiola ante el gran reto. Gladiator y buena música, por ejemplo, como inspiración y arenga previa ante la madre de todas las batallas, la batalla de la F Mayúscula. En algunos de sus equipos lo ha hecho, y esas cosas siempre trascienden. Lo que ya no sabemos, porque eso trasciende menos, es el tipo de charla específica con la que ha conseguido que sus marineros cumplan de nuevo la misión que ellos mismos se encomendaron como generación: llevar el Equipo Nacional a cotas inexploradas anteriormente. Nos encantaría -por una necesidad personal de acercar las dos orillas del Atlántico alrededor de este precioso deporte-, que sus palabras hubieran sido parecidas a las que Tex Winter, asistente de Phil Jackson en los Bulls y en los Lakers pero sobre todo maestro y amigo, reflejó en un libro del año 1962, cuando las dos orillas estaban a años luz todavía: “salid ahí fuera a demostrar toda vuestra capacidad individual y como equipo. Si lo hacéis, sea cual sea el resultado, estaréis orgullosos de vosotros mismos”.
Winter lo dejó escrito y se ganó el derecho a ser citado, pero quién sabe si no fue algo parecido lo que dijo ‘El Capitán Manent’ a sus marineros, un lejano mayo de 1935, antes de la última batalla frente a Letonia. O ‘El Capitán Díaz Miguel’ a los suyos en 1973 y 1983. O Sainz en 1999 y López en 2003. Y por supuesto ‘El Capitán Pepu’ (me permitirá la confianza, no se preocupen) en la batalla perdida en aguas propias en 2007. Hasta ahí, y hasta ahora, los responsables del barco español rendidos ante otro acorazado que les obligó a ceder en la entrada triunfante en el puerto. Pero esta vez, cuando el barco serbio del ‘Capitán Ivkovic’, lleno de jóvenes marineros, divisó la luz frontal del acorazado rival y trató de intimidarlo por ver si desviaba del objetivo, recibió el implacable mensaje que ya recibieron los griegos en 2006. “déjense de metaforitas y gilipolleces, joder, que esto es baloncesto y simplemente somos mejores”.

Diario Público, 21-9-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario