martes, 15 de septiembre de 2009

Y POR SUPUESTO, BALONCESTO

De todas las opiniones intramuros buscadas por este rincón para lanzar los análisis hasta el momento, fue una la que más llamó la atención: “menos mal; ahora podremos disfrutar del Europeo. Si se llega a cumplir el pronóstico de que había que ganar todos los partidos por 30 puntos, yo me borro”. Es evidente que los torneos deportivos entre selecciones nacionales no tienen en su mayoría espectadores como ésta improvisada fuente de la imparcialidad encontrada en España. De ser así, habrían desaparecido hace tiempo, porque se antoja difícil otro posicionamiento para ellos que no sea la exaltación de los colores propios.
Machacando, que es gerundio, es el ambicioso grito que venía relacionando al Equipo Nacional de baloncesto con su entorno. Y es absolutamente lícito que así fuera. Los americanos lo usaron durante mucho tiempo; también se lo habían ganado. En baloncesto, jugar mejor que el contrario, no es opinable: significa jugar estadísticamente mejor que el contrario. Y jugar mucho mejor estadísticamente que el contrario, significa machacarlo en el marcador.
No sé si han seguido el impactante discurso de Jordan para entrar en el Hall of Fame. Su necesidad de seguir retando contrarios realmente impresiona. Por ejemplo la anécdota que tuvo con uno de sus entrenadores ayudantes: “Mike, esto consiste en jugar en equipo”, le dijo de camino al vestuario. “No, señor, esto consiste en ganar: si ganamos jugando en equipo, perfecto; si no, ya me encargaré solo”. La audiencia le dedicó un aplauso, pero todos sabemos que Jordan mentía: jamás ganó un partido solo, porque sus estadísticas jamás fueron mejores que las de todo el equipo contrario. En momentos como éste, de calentón generalizado, existe una buena tabla de salvación a la que agarrarse; la tabla estadística. Con ella España golpeó a los lituanos. Ya lo dijo el sabio: “el baloncesto es tirar y meter, y defender para que no te metan”. Lo demás, es complicarlo demasiado.

DIARIO PUBLICO, 15-9-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario