jueves, 29 de octubre de 2009

EL MADRIDISMO ANTE LA CRISIS DE ALCORCON

Si una tarde cualquiera preguntamos a Google (que para casi todo tiene respuesta), por ejemplo… Google, ¿qué es el Socialismo? En primer lugar viene un diccionario con una definición exacta. “El socialismo es una ideología de economía política que defiende principalmente un sistema económico y político basado en la socialización…” Se podrá o no estar de acuerdo con algo tan básico, pero es una definición.
Si intentamos la misma operación con el Capitalismo, buscando una definición ‘rival’ sobre el terreno de juego ideológico, en primer lugar sigue apareciendo algo concreto. “El Capitalismo es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio”.
Si ahora nos vamos al fútbol, existen equipos (los grandes, se dice) con ideología (“conjunto de ideas sobre un sistema existente”), propia: el Barcelona tiene el Barcelonismo, el Madrid tiene el Madridismo, o el Sevilla el Sevillismo. Bien es cierto que es imposible, al menos en google, encontrar una definición concreta de esas ideologías futbolísticas. Sin embargo, después de la derrota contra el Aranjuez el pasado miércoles en la Copa del Rey, se ve, se lee y se siente que la militancia en El Madridismo está como mínimo hundida y muy cabreada, de forma concreta y definible.
Tras la crisis futbolística e ideológica, los responsables del club (jugadores, entrenador, director deportivo, junta directiva) han utilizado el Madridismo para pedir disculpas, igual que tantas otras veces han utilizado el mismo Madridismo para dar rienda suelta a su alegría y su orgullo. Además, el Madridismo, como el Barcelonismo, o el Socialismo o el Capitalismo, son términos que no entienden de fronteras. ¿Habrá reaccionado por tanto igual el Madridismo español y el Madridismo internacional ante la crisis de Alcorcón? ¿Exisitirá una reacción oficial del Madridismo catalán, con la especialidad de vivir en una zona claramente proclive al Barcelonismo masivo y sobre todo al Antimadridismo militante? En fin, el asunto es complejo, y aquí no vamos a solucionarlo.
Lo que sí podría ser interesante, si se quiere evitar el caos (que no sé si es el caso que nos ocupa), es que en los torneos futbolísticos se aseguren que todos los equipos juegan con las mismas armas, sino futbolísticas (pues entonces perderíamos la gloria mediática de David humillando a Goliat) sí al menos ideológicas. Queremos decir que ya que el Alcorcón puede jugar un miércoles contra el Real Madrid, sus jugadores deberían presentar previamente su carnet único de militantes en El Alcorconismo, y sus aficionados también. O al menos en el Anti-madridismo. Si en Alcorcón lo que hay, según se ha comentado, es mucho más Madridismo futbolístico que Alcorconismo, entonces ese partido era injugable, e infumable, independientemente del resultado.

lunes, 26 de octubre de 2009

ÉTICA PARA ACOYDÁN

Sería extraño que el filósofo Savater conociera este pequeño universo. Pero no lo descarten. Una de las características de los personajes relevantes es que las cosas siempre les pillan trabajando. Tal vez cansado de libros, política y caballos, decida detenerse en los deportes en horario de oficina.

Supongamos que su curiosidad lo llevara hasta el baloncesto. Seguro que hubiera comprendido los motivos 'filosóficos' de tanto banco, caja y ONG en el frontis de las coloridas camisetas. Queremos pensar que llamaría su atención el movimiento ¡al sur de la ciudad! de la Ayuda en Acción menos generosa con su entorno que se recuerda. Fuenlabrada tiende la mano con el eslogan y, mientras lo piensas, te gana el partido.

Podría salir después por Europa, a ver qué se cuece. Identificaría, entonces, a una Euroliga del futuro con problemas presentes. ¡Es la economía, estúpido! Pero, ¿será también la educación y la ciudadanía? Y esta semana llegaría justo a tiempo de testimoniar que un chico de Sant-Boi será de nuevo noticia de tapa reservada al fútbol. Y todo por un anillo.

Aunque ya que andamos pensando por Savater, sin pedirle si quiera permiso, nos atreveríamos a apostar que de todo lo publicado últimamente, lo único que le atraparía sería la embrionaria historia del siguiente niño probeta. Les traigo solamente, pero textual, el titular de As del pasado viernes: "Los grandes siguen a Acoydán; 10 años, 1,74 y un 46 de pie". Admirado Fernando, si leíste hasta aquí, por favor no nos abandones. Tu hijo Amador es ya adulto, pero el niño Acoydán, ¡y sobre todo nosotros; su entorno baloncestístico! como verás necesitamos una Ética Práctica para nuestro deporte con urgencia.

Diario Público, 26-10-09

viernes, 23 de octubre de 2009

CUANDO EL JUEGO ERA SUYO

http://sports.espn.go.com/nba/news/story?id=4585983&campaign=rss&source=ESPNHeadlines

Esta es la historia de un beso falso, de una relación de amistad de mentira. Magic Johnson e Isiah Thomas se tiran los trastos a la cabeza casi 20 años después de retirarse. Por lo visto la culpa la ha tenido un libro escrito por Magic junto a Larry Bird con el periodista jackie McMullan como conductor de las revelaciones.
El título, "When the Game was Ours" es ya una declaración de intenciones, muy de Magic, por cierto, pero mucho menos de Bird, o eso pretendíamos creer hasta el momento.
Aquí siempre fuimos muy de Isiah Thomas cuando tocaba ser de alguien. En los 80, mientras crecíamos soñando con el juego, un poster de Isiah colgaba en la pared de la habitación rematando cada noche todo lo bueno que el baloncesto nos ofrecía durante la jornada; esfuerzo, amistad, pasión. La sonrisa de Isiah en la pared de la habitación, él y el balón, sin rivales ni compañeros de equipo, era la imagen del baloncestista perfecto.
Después fuimos creciendo, y ocurrió lo del Dream Team; extrañamente (por lo visto en el libro Magic lo cuenta con crudeza), Isiah no fue invitado a participar de una fiesta para la que había hecho méritos suficientes. En aquella habitación estuvimos absolutamente en contra de la decisión que seleccionaba para aquel equipo de ensueño a John Stockton por encima de Isiah. Stockton jamás había ganado un título de la NBA hasta entonces (después, tampoco), y Thomas ya tenía dos. Además, Isiah había sido nombrado un par de veces MVP del All-Star de la liga, cuando aquel partido era cosa seria. Pero sobre todo, en aquella habitación seguíamos creyendo en la sonrisa de Thomas. En la eterna expresión de felicidad que -ingenuos- todo el mundo tenía que compartir.
Pero aquello no lo compartía nadie, por lo visto. Ni siquiera el otro 'base-sonrisas' con el que se besaba fraternalmente al inicio de los partidos.
Magic e Isiah se besaban y ahora no se soportan. Parece que ya entonces todo era de pega, o al menos una gran parte.
Ante este baño de realidad, habrá que guardar en una cajón aquel póster lleno de optimismo y cerrar la puerta de aquella habitación adolescente. Al menos hasta que hayamos leído el libro y podamos seguir tomando partido por alguien, pero en esta ocasión será un partido entre adultos, y ya no podrán engañarnos con una sonrisa o con un beso de portada de Sports Illustrated.

lunes, 19 de octubre de 2009

EL NEGRO MONTES

El deporte sólo se vive del todo cuando se practica, pero es evidente que las ondas de radio y la televisión lo han convertido en el gran corral de emociones compartidas de nuestra época. Andrés Montes fue el último narrador de la comedia, o tragedia, de la selección de cada verano, único capítulo, junto a la Copa del Rey, que incorpora el baloncesto al libro anual de grandes audiencias deportivas en España.

Tres han sido las voces televisivas del último cuarto de siglo del equipo nacional. A principios de los 80, Héctor Quiroga condujo la locomotora de la generación del 59, y para poder darse, ya enfermo, el merecido homenaje de masas de Los Ángeles con el que todo narrador sueña, algunos se acordarán del trago que tuvo que pasar años antes, por ejemplo, debajo de una mesa en el antiguo pabellón de Vitoria narrando junto a su 'Daimiel' particular, Nacho Rodríguez Márquez, el petardazo de una bomba
de la ETA a escasos metros del recinto.

El cáncer nos lo arrebató joven y dejó la obra veraniega en manos de un gran profesional, Pedro Barthe, que acabó tan obsesionado por encontrar en el libreto el último contubernio de FIBA, que llevó una comedia de situación para todos los públicos a una tragedia de dos rombos, perdiendo por el camino la más rentable mirada del niño capaz de conectar su deporte favorito con el mejor de sus sueños. Cuando por fin entró Andrés en acción, con su trabajado personaje de 'El Negro' Montes, convirtiendo a Gasol en ET o a Felipe Reyes en Espartaco, no buscaba sino llenar de nuevo las butacas del teatro a traves de divertidos personajes de consumo masivo. Gracias por el esfuerzo, Andrés. Thanks for the memories, Negro
Montes.

Diario Público, 19-10-09

viernes, 16 de octubre de 2009

NADAL EL MAÑO

Agassi le admiró como el futuro del tenis; ahora se desdice y augura el final de la rivalidad con Federer. Nadal responde, como gran competidor, y seguro que guardará la predicción en el lugar en el que guarda los retos por tachar, como el prisionero en la celda tachaba los días cumplidos de prisión.
Con Rafa, no caben las predicciones. O sí, pero el que se aventure deberá hacerlo únicamente bajo su responsabilidad. Evidentemente, Agassi debería saber más que todos nosotros juntos -él estuvo ahí: su reino fue del mundo de Rafa, y no del nuestro-, pero aún así creemos que corre un riesgo. Lo corrimos todos cuando jubilamos a Federer; sus lágrimas resultaron de cocodrilo.
Hay muchos modos de llegar a ser un número uno del tenis: Federer, como quizá Laver, lo hicieron gracias a su técnica superior. Sampras, como quizá McEnroe, lo hicieron gracias a su agresividad sobre la pista. Borg, como quizá Agassi, lo hicieron gracias a su consistencia desde el fondo. Nadal, como quizá nadie, lo ha hecho por su santa voluntad.
Pensando mal (o muy bien), es posible que Agassi lo que en realidad venga deseando es que el duelo entre Rafa y Federer se prolongue (¡y usted, y el otro, y yo!), y como es un tipo listo, como es capaz de ir y volver cuando nosotros ni siquiera hemos salido, lo mismo ha intuido que esa voluntad de Nadal sólo es predecible cuando le pones delante un reto como a los 50 maños del chiste les ponían el Seat 600; es decir, retando en negativo, ¿se acuerdan?
- ¿cómo consigues que 50 maños entren a la vez en un 600?
-... diciéndoles que no es posible.

Pues eso: a Nadal, el maño, sólo le faltaba el reto en negativo de alguien como Agassi. "Es imposible que Rafa pueda seguir ahí arriba con Federer. Hay muchos detrás, empujando", se largó Agassi, desde su experiencia.

Gracias, Agassi. Te debemos una.

lunes, 12 de octubre de 2009

EL VASO DE LA LIGA ESPAÑOLA

Estimados lectores, vayan tomando partido. Ha comenzado la mejor liga de baloncesto de Europa, y también la de dos finalistas por anticipado. Comenzó la competición de la Asociación de Clubes de Baloncesto, y también la del Obradoiro, aceptado por imperativo legal al margen de cualquier consenso asociativo posible.
Durante el fin de semana ha atacado la canasta un equipo con 28 millones de euros prestados en gran parte por su hermano mayor, ya centenario, y la ha defendido un equipo con poco más de tres, apañados en 60 días. Además, este fin de semana hemos presenciado la mayoría de las gradas bastante llenas de público, lo que debería seguir sucediendo, pero seguramente nos desayunemos con la noticia de que el partido televisado no convocó la audiencia exigible, lo que probablemente suceda también a menudo.
El balón ha empezado a circular, y es el momento de saber cómo está el vaso del negocio, desde su punto de vista. Si ustedes son partidarios de la Vida de Bryan, supongo que en los partidos del Madrid y del Barça habrán disfrutado de la sonrisa de Ricky, de las ‘navarradas’ de Juan Carlos y del despliegue físico de Llull, mientras silbaban la melodía del ‘lado alegre de la vida’, como aquellos geniales Monthy Pyton a punto de ser crucificados. Pero si se fijaron más en el impersonal popurrí de camisetas de seguros, bancos, cajas de ahorros y ong’s, haciendo que participan de una misma empresa deportiva, entonces tienen un Sexto Sentido como el niño de la película; aquel que en ocasiones veía muertos.

Diario Público, 12-10-09

miércoles, 7 de octubre de 2009

EL NEGOCIO Y SUS CLIENTES

Las empresas nacen, crecen, y si ponen una base que merezca la pena pueden acabar dominando el mundo.
Esto les pasa a menudo a las empresas americanas: hablamos en concreto esta vez de la NBA.
Alrededor del partido NBA Europe-Live entre Utah Jazz y Real Madrid se han organizado una serie de eventos, en uno de los cuales participo la Asociación de Baloncesto Colegial. Esta asociación está compuesta por 30 colegios de Madrid y tiene ganas de crecer porque está convencida de que tiene la mejor excusa para ello; replicar el modelo americano de deporte, que consiste en que los chavales primero representen a sus colegios, después a sus universidades, y uno (o ninguno) termine siendo profesional.
Evidentemente a los americanos no hacía falta explicarles lo que quería la ABC, y fue muy sencillo llegar a un acuerdo para montar un evento conjunto. La NBA acogió a la ABC como parte de su negocio. ¿Puede ser eso posible? Absolutamente sí. Por ese sólido suelo del que hablábamos al principio y que es la base del negocio.
En una curiosa entrevista que le hicieron a David Stern en una cadena americana, un periodista negro disfrazado de peluquero de Harlem le hacía preguntas mientras fingía cortarle el pelo. Una de ellas pretendía poner al comisionado de la liga en un serio aprieto.
- ‘¿Mr Stern, por qué decidieron que los jugadores no puedan saltar de High School directamente a la NBA?’
La respuesta de Stern fue tan contundente como sorprendente.
- Because is good for business!
Así de simple.
Por esa misma razón, porque es bueno para el negocio, los entrenadores asistentes de toda una millonaria franquicia NBA, uno de los cuales (Tyrone Corbin, o coach Corbin como lo llaman ahora) ha sido además jugador de la Liga durante 16 años (hagan el cálculo del patrimonio en dólares de coach Corbin, les garantizo que se quedaran cortos), los entrenadores, decía, son capaces de aterrizar en Madrid a las 4 de la madrugada tras un viaje transoceánico y acercarse apenas 7 horas después al Palacio de los Deportes para estar casi 90 minutos con 25 chavales de colegios madrileños, haciéndoles sudar y divertirse en un día irrepetible para ellos... Mientras, por supuesto, Coach Corbin sudaba, gritaba y se apasionaba tanto o más que cualquiera de los allí presentes.
Lo que sucede, y que a este lado del océano todavía cuesta a veces transmitir, es que coach Corbin, y por supuesto David Stern, el visionario del negocio, han mamado en su país un sistema preciso de formación deportiva que, para ser eficiente (además de entretenido, divertido, y lo que ustedes quieran) sólo puede empezar en el lugar donde se puede aprender a la vez un deporte y su significado real. Y ese sitio es la escuela… de donde sólo deberían salir los jugadores para ir a la Universidad… para que después uno (o ninguno) se hiciera profesional del deporte mientras el resto simplemente serían unos magníficos clientes o proveedores de un próspero (y entretenido, y divertido, etc.) negocio de todos.

lunes, 5 de octubre de 2009

CANDIDATURAS OLÍMPICAS

Hemos leído de todo, y por su orden, sobre la no elección de Madrid como ciudad olímpica. Lo que más llama la atención de todo el proceso es como pelean unas candidaturas normalmente impulsadas desde el dinero público por un negocio que es absolutamente privado.
Eso añade confusión a los análisis.
Tras la decisión, por ejemplo, se ha tratado de insistir en España sobre el hecho de que la candidatura de Madrid estaba mejor preparada, y que el COI, por tanto, no ha escogido la mejor candidatura, sino la que más le convenía a sus intereses.
Es evidente que así ha sido: ¿podría haber sido de otro modo?
En esa línea, se profundizaba sobre el hecho de que los votantes del COI votan lo que se les dice, que es normalmente lo que le interesa al Presidente.
Preguntas al viento: si alguno de ustedes fuera el Presidente de una empresa privada, ¿permitirían a las personas que trabajan para usted no seguir unas directrices que convinieran a la empresa? ¿Cuándo esta misma empresa privada escogió a mediados de los 80 a Barcelona como ciudad olímpica, fue entonces una decisión libre y meditada de cada uno de los votantes, o su elección estuvo condicionada por la opinión del presidente, que se llamaba Samaranch y era de Barcelona?
Entendemos que es muy atractivo desarrollar proyectos que ilusionen, que permitan corazonadas, que arrastren a la gente hacia el terreno del deporte, pero el análisis debe hacerse del modo más objetivo posible. Y esa objetividad dice que de las 4 ciudades que se presentaron en esta ocasión, Madrid era la más sospechosa en cuanto a las posibilidades de salir elegida. E incluso la objetividad permite pensar que al haberse quedado a competir, habría facilitado el proceso de elección de ese organismo privado que es el COI.
Cuando Rogge le comentó a Gallardón que la rotación de continentes no era una condición decisiva, seguramente el alcalde de Madrid tenía tantas ganas de anunciarlo que no quiso quedarse a la segunda parte de la frase, aunque sabía que Rogge la tenía en la punta de la lengua: “… no es decisiva la rotación, siempre que no haya candidaturas de otros continentes, claro”. Rogge le quiso transmitir a Gallardón que si Madrid se hubiera presentado sin rivales estaba preparadísima para tomar el relevo de Londres, pero no consideró necesario decírselo, porque pensó que una persona tan inteligente como el Alcalde de Madrid lo sabía de sobra.