lunes, 26 de octubre de 2009

ÉTICA PARA ACOYDÁN

Sería extraño que el filósofo Savater conociera este pequeño universo. Pero no lo descarten. Una de las características de los personajes relevantes es que las cosas siempre les pillan trabajando. Tal vez cansado de libros, política y caballos, decida detenerse en los deportes en horario de oficina.

Supongamos que su curiosidad lo llevara hasta el baloncesto. Seguro que hubiera comprendido los motivos 'filosóficos' de tanto banco, caja y ONG en el frontis de las coloridas camisetas. Queremos pensar que llamaría su atención el movimiento ¡al sur de la ciudad! de la Ayuda en Acción menos generosa con su entorno que se recuerda. Fuenlabrada tiende la mano con el eslogan y, mientras lo piensas, te gana el partido.

Podría salir después por Europa, a ver qué se cuece. Identificaría, entonces, a una Euroliga del futuro con problemas presentes. ¡Es la economía, estúpido! Pero, ¿será también la educación y la ciudadanía? Y esta semana llegaría justo a tiempo de testimoniar que un chico de Sant-Boi será de nuevo noticia de tapa reservada al fútbol. Y todo por un anillo.

Aunque ya que andamos pensando por Savater, sin pedirle si quiera permiso, nos atreveríamos a apostar que de todo lo publicado últimamente, lo único que le atraparía sería la embrionaria historia del siguiente niño probeta. Les traigo solamente, pero textual, el titular de As del pasado viernes: "Los grandes siguen a Acoydán; 10 años, 1,74 y un 46 de pie". Admirado Fernando, si leíste hasta aquí, por favor no nos abandones. Tu hijo Amador es ya adulto, pero el niño Acoydán, ¡y sobre todo nosotros; su entorno baloncestístico! como verás necesitamos una Ética Práctica para nuestro deporte con urgencia.

Diario Público, 26-10-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario