viernes, 11 de diciembre de 2009

EL DIA DE SAN ANDRÉS


¿Sebastián... qué?

Lean esta noticia de Marca.com

En la semana del Tigre cazado, y lo que queda por cazar; en la semana de Gasol invencible, y lo que le queda por crecer; en la semana de los tenistas unidos, aunque el Presidente Rodríguez, con su carisma tan particular, con ese don divino tan metido entre ceja y ceja, quiso actuar como aquel personaje de Ásterix en La Cizaña ¿Se acuerdan? El arenque llegado al pueblo para romper la armonía y el entendimiento...
-Rafa, quiero saltarme el protocolo, que me perdonen, y decirte algo que todo el mundo está pensando: ¡te queremos, Rafa!
Y, lógicamente, puso cara de arenque. Y lógicamente los otros 5 protagonistas, o los que fueran; Ferrer, Feliciano, Verdasco, Costa...Ferrero, Robredo... aplaudieron ¡encantados! las palabras del líder, que para eso invita, gana elecciones y lidera.
Pero todas esas cosas de esta semana no tienen nada que ver con Sebastián. ¿Sebastián...qué? Sebastián García Grout se fue a Murcia, como tantas veces se habrá ido a otros sitios, se puso en el tee del uno y terminó la vuelta con 58 golpes, es decir, 13 menos que el par del campo.

Y es que 'In The Game of Golf' cada día es único, por eso el golfista vuelve, y vuelve, y vuelve, tantas veces como respira, y, con tanta vuelta, algunos jugadores llegan a ver más allá. Como la sensación no tiene nombre concreto, un jugador amateur que conozco bien lo define como 'El Día de San Andrés', en honor a Saint Andrews, claro, el lugar en el que todo empezó; la cuna del golf. Y ese día, tan diferente, puede ser glorioso (Sebastián), o inabordable (lo de Tiger ahora no es exactamente a lo que me refiero, pero de algún modo se le parece). El Día de San Andrés, según mi amigo, es el blanco o el negro del golf. La jornada en la que todo entra, o nada sale. En la que Sebastián consigue en Murcia la siguiente secuencia de Birdies: 1, 2, 3, 4, 5, 7, 9, 10, 11, 14, 15, 17 y 18. Total: 58 golpes, 13 bajo par. Pero también es el día en que uno se planta a 10 centímetros del hoyo y nota que aquello es el ojo de un alfiler.
- Ya vino San Andrés...
Cuando este pasatiempo de escoceses se puso en marcha, nadie pensó en San Andrés, ni en su día. Pero, sin pensarlo, a mediados del siglo XIX crearon el Abierto Británico de Golf, con aquel cinturón que se daba al ganador antes de la actual 'Jarra de Clarete', cuya primera imagen del año siempre, siempre, nos la muestra la BBC del mismo modo, con el trabajador del Royal and Ancient incrustando el nombre del ganador en el trofeo cuando el último partido del día se acerca al green del hoyo 18.
Aquel pasatiempo derivó en una necesidad humana; la competición. Y de ahí la siguiente; la perfección. Fue entonces cuando San Andrés empezó a actuar, y bajó a los campos a decidir quién, cómo y dónde...
...Por ejemplo, Sebastián, y el brillo de sus 58 golpes en Murcia.
...Y tantas veces, la evidencia de que 'The Game of Golf can't never be won, it can only be played'. No podemos vencerlo (tal vez un día...), pero sí podemos jugarlo, y jugarlo, y jugarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario