miércoles, 30 de diciembre de 2009

EL PRIMERO DEL PAÍS, EL ÚLTIMO DE LA FILA (SEGUNDA PARTE)


...Pero de seguir creciendo a este ritmo, la merecida y emotiva dedicatoria del barrio, de su primer equipo profesional e incluso de su país de origen (¿estará pensando en la cuadratura del círculo internacional; la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012? No lo duden), será difícil que supere en lo emblemático a la que algún día puede que soliciten para Gasol en su espléndido hogar amarillo y morado de Los Ángeles, el moderno Staples Center, uno de los faros baloncestísticos del planeta. Un lugar cuyas mejores localidades son habitualmente ocupadas por actores como Jack Nicholson o Cameron Diaz, modernos usurpadores del glamour que Orson Welles y Ava Gardner tuvieron que trasladar a los toros de Madrid ante la falta de entretenimiento NBA por aquel entonces. Pero un recinto al que sobre todo acuden los fanáticos de Los Lakers, un grupo de 20.000 elegidos por noche, con la cartera sin agujeros y un ADN lleno de títulos de la competición de baloncesto profesional que humildemente decidió bautizar a sus ganadores como ‘World Champions’. Y todos, sin excepción, desde la primera fila de pista hasta la última del comodísimo gallinero, lo vienen haciendo de un tiempo a esta parte con la idea de contemplar por encima de cualquier otra cosa la evolución, y los límites, del inesperado regalo que les dejó Mitch Kupchak, ejecutivo clave del fichaje y que según Charles Barkley –aquel maravilloso ‘gordo’ en la cancha, convertido en ‘color commentator’ de la cadena TNT americana- debería ser nombrado por aclamación “el mejor General Manager de la década”

¿Cómo justifica su nuevo sueldo un tipo que cobra tanto? Nos preguntábamos hace una semana a propósito del personaje. Y en un análisis puramente estadístico expusimos que Gasol es capaz de argumentar mejor que ninguna otra figura de su deporte el rendimiento por cada minuto que está en cancha. Pero si en realidad quieren encontrar una razón de peso con la que justificar el peso actual de Pau en su profesión, les aconsejo que acudan a ese entretenimiento al alcance de todos que es el youtube, y disfruten con la escena protagonizada por Phil Jackson “entrenador entre entrenadores” nada más producirse su fichaje, y en tan solo 17 segundos.
Le pregunta su entrevistador, en seco: - Qué hubiera respondido usted, señor Jackson, si su manager le hubiera dicho: “puedo traer al equipo a Pau Gasol a cambio de Kwame Brown”. Unos segundos de pausa, una pequeña sonrisa, y una respuesta: -… No podrás hacerlo.

DIARIO PÚBLICO, 27 DIC. 09

No hay comentarios:

Publicar un comentario