sábado, 30 de enero de 2010

FEDERER ESTÁ MUY CONTENTO


20 finales de Gran Slam; 15 títulos y buscando el décimo sexto. Y encima Rafa Nadal en casa con una rodilla estropeada. No haya mucho más que decir. Roger se ríe donde hace un año rompió a llorar. Tras la victoria ante Tsonga, desconocido, tal vez cansado el francés, como sin piernas, Federer estuvo más de cinco minutos charlando animadamente con Jim Courier delante de los fans de la pista Rod Laver, que lo pasaron en grande.

– ¿A qué te has dedicado estos meses para estar tan en forma, Roger. Podrías contarme alguno de tus ‘tips’ de tus claves para que las aprenda. – Bueno, Jim, ya sabes, no hay nada especial. Básicamente estuve todo el rato tirado en el sillón descansando.

Y la pista era un clamor. Todo el mundo sonreía. Jim Courier, aquel simpático americano que dominó la tierra batida a principios de los noventa, conquistando tres Roland Garros consecutivos, se ha convertido en un comentarista excepcional, capaz de sacar lo mejor del espectáculo. Su aproximación al análisis, desde el desenfado y la naturalidad, lo han convertido en una referencia en Estados Unidos, país que valora mucho lo que allí se conoce como ‘Color Commentator’; aquel experto capaz de contar lo que ocurre inventándose un personaje en el proceso. La personalidad de Jim nos dejó una de las más relajadas puestas en escena de Federer que podamos recordar.

- ¿Qué es lo que más recuerdas tenísticamente en 2009, un año tan especial dentro y fuera de la pista? –Evidentemente Roland Garros y Wimbledon, sobre todo el campeonato francés, pues a partir de ahora podré disfrutarlo (no es que no lo hiciera antes…) sin tener que contestar a la eterna pregunta: ¿ganarás algún día Roland Garros?

Gracias, Jim, por enseñar a Federer como no le habíamos visto antes. En España solamente Corretja, que recordemos, está siendo capaz de acercarse al tenista con tanta naturalidad. A partir del domingo, ocurra lo que ocurra en la final contra Murray…

(- ya sabes, Jim, Andy estará algo presionado por ese asunto de que ningún jugador británico ha ganado un Grand Slam en los últimos…, qué ¿150 años? –Wow, Roger, después de esa frase, ¿quieres aprovechar para saludar a la BBC, que nos está escuchando? Y el público no paraba de reír y disfrutar).

...Ocurra lo que ocurra, decíamos, desde nuestro punto de vista el foco deberá iluminar el único punto que aleja al jugador suizo de la carrera perfecta: su desdén por la Copa Davis. No era el momento, pero en el fondo la única pregunta interesante que Federer debería contestar, muy pocos se atreverán a hacérsela.

– ¿Qué, Roger, otro año despreciando la Ensaladera? Sin ese trofeo en su vitrina, podrá sonreír, pero el tenis jamás podrá coronarle como el tenista perfecto.

PODÉIS PINCHAR AQUÍ PARA VER LA ANIMADA ENTREVISTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario