lunes, 15 de febrero de 2010

AL BARCELONA DE BALONCESTO SE LE PUEDE GANAR


Cada vez que lo cuenta 'Charlie' nos reímos, pero en aquellos momentos asegura que no estaba para bromas. “Después de cada entrenamiento, con la cantidad de palos que me daba, y encima sin poder decir nada ni mucho menos responder a los golpes recibidos, mi única alegría llegaba en el vestuario. Al salir de la ducha, lo veía ahí de pie y, con todo lo machote que parecía en la cancha, el asunto no le llegaba ni a la medida del tipo más normalito. Menos mal que Dios es justo, era mi reflexión final entre moratones y dolor”.

No sabemos si los rivales del Barça podrán inspirarse en esta brillante idea de la justicia entre machotes cuando, salvo algún caso puntual, salen golpeados dos veces por semana sin capacidad de respuesta. Si lo hicieran, ya me imagino en pleno a la última víctima, Estudiantes, cabizbajos tras su gran esfuerzo, tratando de consolarse; “Chavales, -podría empezar Popovic, que tiene pinta de ser ingenioso y líder-, no nos vengamos abajo, tenían la puerta del vestuario abierta y os garantizo que, si coinciden con nosotros de copas, no se comerán una rosca”.

Este ajuste ‘baloncestísticamente demente’ al dicho de “quien no se consuela es por qué no quiere” (¡Podréis ganar la Copa, pero no tenéis pilila! Solía cantar aquella afición todavía en blanco y negro) es el único argumento que se nos ocurre ofrecer ahora mismo a los rivales de los azulgrana. A cuatro escasas tardes del inicio de la Copa en Bilbao, se agradecería otro mejor. Y no aquí, que al fin y al cabo seremos unos admiradores más de las probables lecciones en el parqué, si no fundamentalmente en el hotel de concentración del evento rey de la ACB, donde los clubes habrán prometido primas a los suyos por la victoria en el torneo, más que por su rendimiento en el tercer tiempo, motivación extra que todo evento de este calibre siempre ofrece a las aficiones.

DIARIO PÚBLICO, 15 FEB 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario