lunes, 3 de mayo de 2010

ENTRENADORES BAJITOS Y CON CARACTER


En la NBA, de nuevo a estas alturas sólo queda Pau entre los aventureros españoles. Y además haciendo su trabajo en función de lo que el equipo necesita cada noche. Lo penúltimo ha sido estropear la posible sorpresa del equipo revelación del año (con el entrenador revelación del año), los Thunder de Oklahoma, de Scott Brooks, y de todo un pabellón vestido de azul soñando con el séptimo partido, que se quedaron mudos ante el palmeo de Gasol en el último segundo. Era su decimoctavo rebote de la noche. Otra muesca más en su cinturón de estrella planetaria. Pero de Pau ya seguiremos hablando. El asalto al Back to Back no ha terminado. En el primer partido contra Utah su estadística habla de nuevo por él; 25 puntos, 12 rebotes, 5 tapones… son los Lakers de Pau, según muchos.

Nos llamó la atención esta semana la elección de los mejores entrenadores en la NBA, en comparación con los que están triunfando en la liga ACB. Los expertos eligieron precisamente a Scott Brooks, seguido por Scott Skiles y Nate McMillan (el entrenador de Rudy en Portland). Curiosamente, los tres fueron jugadores varias temporadas en la NBA y los tres jugaron en la posición de base. Si echamos un vistazo más general e histórico, casi todos los nombres que se nos vienen a la mente como entrenadores NBA son de buenos ex jugadores. Los últimos mitos (Pat Riley o Phil Jackson) jugaron varios años a buen nivel, no un nivel All-Star, pero suficiente como para ganarse el pan con gran solvencia. E incluso esta el caso de Larry Bird, que en Indiana demostró un par de años la capacidad para gestionar un equipo al que llevó a la Final NBA.

Los mitos españoles han sido Ferrándiz, Lolo Sainz, Aíto, Pepu, Antonio Diaz Miguel, Manel Comas, por la cantidad de años en la élite, y ahora se está apuntando Xavi Pascual. Llama la atención que ni Xavi ni Pepu ni Ferrándiz ni Manel estuvieron cerca de ser buenos jugadores, y llama mucho la atención que salvo Antonio los demás fueron todos bases.

Tenemos un juego profesional, sobre todo aquí, pero también en EEUU, en el que a 12 tipos cada vez más altos y fuertes los sigue dirigiendo sobre todo un bajito mandón y con carácter. Y por cierto, el Unicaja de Málaga está ganando sus últimos partidos de forma contundente. Avisamos, para que nadie se sienta luego sorprendido en caso de que Aito vuelva a reír el último. Los bajitos, además de tener carácter, a veces salen muy cabezotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario