lunes, 14 de febrero de 2011

DE VIAJE HACIA LA LEYENDA

El previo de una final siempre debe ser parecido y el nudo y desenlace tampoco puede salirse demasiado del guión. Queremos decir que los pronósticos deben continuar, pero nos gustaría que siguieran errando. Si esto un día dejara de ser un juego, lo sentiríamos mucho. Hubo partido, cosa en la que pocos confiaban.
Dicho esto, nos encontramos frente a un equipo de baloncesto, este Barcelona, que tal vez por su apagón de la final de la ACB del curso pasado aun se cree con la obligación de buscar más retos en su viaje hacia la leyenda.
Las primeras impresiones fueron curiosas. Perovic era el 'center' titular del Barcelona y Anderson el que hacía de Juan Carlos Navarro, que no es un tema menor, por cierto. El hombre se lo creyó de verdad y anoto 11 puntos de los primeros 15 de su equipo. Que puede hacer el rival de un equipo así, con semejante arsenal de altos y bajos, de tiradores, anotadores y defensores? Se me ocurren dos opciones. La primera es rezar, agachar la cabeza e ir preparando las excusas a una derrota fraguada en la rueda de calentamiento. La otra, la que el entrenador del Madrid está intentando últimamente, con más o menos acierto, con más o menos polémica, es la de subir el nivel de orgullo y energía, apelar al clásico "juntos podemos", e iniciar el trago de derrota en derrota hacia la victoria final y el que no se lo crea que no venga.
El siguiente dato de los primeros veinte minutos ya lo habíamos anticipado, y no es excesivo mérito; el basket europeo, en momentos de máxima exigencia es un juego a 60-70 puntos donde cada ataque es cuesta arriba. Los cero puntos de Navarro impactaban en los corrillos del Palacio. Es lo que consiguen los genios, cuando están porque están, cuando no están porque los echa de menos hasta el guarda de seguridad que trabaja de espaldas al parquet.
A la vuelta de vestuarios, con el primer arreón del Barcelona que lo lanzaba hasta la frontera de los diez puntos, línea roja en un partido de baloncesto con un trofeo de por medio, al Madrid le quedaba la opción Sergio. Se comenta mucho el papel de Sergio en su equipo. El de ahora, revolucionario de momentos difíciles no tiene porque ser el que tenga dentro de un mes, ni el del resto de su carrera deportiva. Esta vez, además, no surtió efecto. La revolución frente al Barcelona necesita varios Sergios y, por lo visto en el último cuarto, que le acompañen sus 11 compañeros y los 300 de las Termopilas....
Los treinta y cinco minutos de partido fueron entretenidos para los jugadores, entrenadores y confiemos en que también lo fueran para el espectador de la tele. Es la primera vez en este siglo que un equipo repite campeonato; que cada cual lo tome como considere, el que ame este juego casi seguro que lo habrá tomado como un activo de una fiesta de muchos, donde últimamente ganan los de azul y grana. El que acabe de incorporarse tras muchos años en otra cosa tal vez no entienda que el MVP pueda ser un jugador, Anderson, con menos de 20 puntos en la final. Pero se irán acostumbrando.

DIARIO PÚBLICO, 14-2-11

domingo, 13 de febrero de 2011

EL VISIONARIO DE BARACALDO

Se comenta mucho en las fuentes mejor informadas del ‘management’ que lo
único que no va a cambiar en la sociedad actual es el cambio en sí mismo.
Dicho esto, que no es tema por el que seamos aquí convocados, en el mundo
del baloncesto europeo hace tiempo que tuvimos que asumir unos partidos de
semifinales de una gran competición jugados siempre bajo el aviso del
gallego aquel de ‘Airbag’; “aquí van a caer ‘hondonadas’ de ostias”.
Cuesta, sobre todo a los que somos del siglo pasado, pero no hay más
remedio que ir adaptando el sabio consejo del ex-seleccionador de fútbol
nacido en Baracaldo; el que quiera canastas fáciles y jugadores sueltos,
que se vaya al circo.
Defensa, pidieron ayer los 4 entrenadores y sus cuerpos técnicos en todo
momento. Los 6 árbitros se acomodaron enseguida a la petición, los 48
jugadores se aplicaron con entusiasmo, los 100 empleados de los clubes se
encendieron y se agitaron en sus butacas, los 200 medios comunicación lo
analizaron de pe a pa, los 500 ojeadores lo apuntaron y los 15.000
clientes con abono y camiseta lo chillaron como descosidos. El problema
solamente lo tendremos en caso de que la gente corriente haya hecho caso
al visionario míster y se nos haya ido a ver a otros trapecistas porque
los nuestros no les hayan parecido suficientemente entretenidos. Mientras
esto no suceda, todos tranquilos, menos los que hoy se jueguen la gloria,
a los que sus cascos de música, o sus tertulias familiares mañaneras, no
les evitarán el insistente sonido de alarma mental con el que han de
convivir mientras quieran seguir cobrando; ¡de-fense, de-fense,
deeee-fense!

DIARIO PUBLICO, 12-2-11

sábado, 12 de febrero de 2011

JUEVES Y VIERNES DE COPA

LA TERTULIA
No soy capaz de recordar si la escena fue por la noche, o durante el desayuno, pero todo lo demás es difícil de olvidar para un mitómano irrecuperable. Estábamos en Zaragoza, y se disputaba un torneo europeo Junior, aquel en el que Sergio Rodríguez llenó de magia el pabellón y acabó colgándose el oro junto a Carlitos Suárez y el resto de su generación. Compartía un café con Danko Cvjeticanin, ojeador entonces de los Philadelphia Seventy Sixers, cuando llegaron casi a la vez Dusko Ivanovic, Svetislav Pesic y Bogdan Tanjevic. Danko iba y venía de su conversación a la nuestra, y yo amortizaba el viaje. -¿Por qué parecen enfadados? Ya te lo dicho, hablamos así; es nuestro carácter. - ¿Qué ha dicho Tanjevic? - Que Turquía juega bien pero tiene problemas con conceptos defensivos. -¿Y Pesic? - Que Sergio es grandísimo talento pero no agacha piernas ni tiene pasos laterales en defensa. - ¡Y por qué se cabrea! - No se cabrea, no seas pesado con el cabreo, sólo dice que primero es defensa. -¿Por qué Dusko casi no habla? –Es normal; en nuestra cultura se respeta mucho los años de experiencia.
En esta primera jornada de Copa era difícil encontrar algo más poético que la historia de un castellano llamado Porfirio conquistando Madrid con doce hombres sin nombre. Pero llegó Pesic, subió las líneas, obligó a su equipo a agachar las piernas, y nos hundió la mítica. La siguiente historia es la de un señor de Sicilia, llamado Ettore, rompiendo un maleficio de 17 años; y esa de momento sigue en pie, aunque el gran Canaria no se lo puso nada fácil.

EL PARTIDO ESCUELA
Una de las cosas mágicas del formato de Copa es que nos devuelve a la esencia de este juego. Es el partido escuela. Aquí aprende todo el mundo. Los que ganan, los que pierden, los que miran, los que arbitran. El emocionante partido entre Baskonia y Bilbao fue un regalo completo para todo tipo de aficionado. El entendido, sacó muchas conclusiones sobre un equipo en un momento delicado, Baskonia, pero con una coraza dura como para dejarse ir ante el mínimo contratiempo. Y por supuesto pudieron observar en el banco de enfrente a un entrenador griego con el carácter suficiente como para mejorar las prestaciones de un buen equipo y llevarlo a competir frente a cualquiera.
Pero el aficionado menos técnico y más metido en el ambiente pudo poner a prueba su corazón y su garganta, como si en vez del Palacio de Deportes aquello fuera el gimnasio de su instituto. Incluso, uno de los profesores, el señor Dusko, el más duro del colegio, les regaló la escena del mes, abroncando al alumno por no saberse la lección de matemáticas del final del tercer cuarto. La Copa es el sitio donde todo se concentra y se mezcla; la profesión con la escuela, la técnica con la pasión. “Estos hoy no meten una”, se escucha en la butaca de la izquierda al que lleva toda la vida viendo baloncesto. “Estos remontan”, responde dos sitios más allá un aficionado debutante. Y todo en 40 minutos de unos cuartos de final. No me extraña que enganche tanto.


DIARIO PÚBLICO, JUEVES 10 Y VIERNES 11 2011.

jueves, 10 de febrero de 2011

YOU ARE AWSOME, BABY 2011 (y II)

Tras las victorias del Valencia y el Real Madrid en la primera jornada, llegan los dos últimos cruces, y nuestro pronóstico.

BASKONIA-BILBAO (55-45).
Baskonia: “¡El cansancio no existe!” les dice Dusko, año tras año, mes tras mes, día tras día. Pero, cuidado, porque las empanadas mentales cada vez son más habituales dentro de la pista, y empiezan a serlo también en el Coronel Serbio tan amante de la Ópera…y del baloncesto sin pausa ni cuartel.
¿Por qué debe ganar? porque la Copa es su torneo de este siglo, y porque Querejeta les habrá mirado un par de veces esta semana mientras entrenan. Y una mirada de Querejeta a tiempo es droga dura.
¿Por qué puede perder? porque ya no hay un referente claro en la pista, porque el cansancio sí existe, y porque ese cansancio suele provocar una desconexión tan masiva, dentro y fuera de la pista, que no hay mirada de Querejeta capaz de componerla.
Bilbao. El gran JJ Davalillo se empeñó hace unos años en que Bilbao podía tener un equipo en la elite, y cuando uno de Bilbao se empeña en algo… Además, sólo hay una cosa que en Bilbao odien tanto como perder con el Madrid o la Real al fútbol; perder con el Baskonia al baloncesto.
¿Por qué debe perder? Porque sus ‘archi-enemigos’ son los reyes de la Copa en este siglo, y su camiseta pesa mucho en estos cruces.
¿Por qué puede ganar? Porque Katsikaris es muy capaz de conseguir que sus jugadores sean capaces de entender cómo se ganan este tipo de partidos; es un lío, lo sé, pero en el lío pescarán mejor los bilbaínos.


BARCELONA-JOVENTUT (90-10).
Barcelona. Xavi Pascual se estrenó hace años con una frase para la posteridad: “bienvenidos al maravilloso mundo del presente”. El Barça ya es el “All-Fran Lloyd-Wright team” de Vitale. La arquitectura de Aíto, corregida, modernizada y mejorada por esa pareja de estudio: Pascual-Creus, tanto saben que saben tanto.
¿Por qué debe ganar? Por Navarro, por Lorbek, por Ricky, por… ¿sigo?
¿Por qué puede perder? Porque al edificio se suban unos tipos de verde, sin ser vistos ni oídos hasta que sea demasiado tarde para echarlos de allí.
Joventut. Hace tres años sólo les faltó un corte de pelo en Badalona al estilo Hossiers, más que ídolos. Hace dos rodaron la continuación: Hossiers, con dos cojones (sin Aíto y con Alonso, y sin Rudy y luego sin Ricky...). Pero la película no ha terminado; este año llegan a Madrid con sus dos mejores jugadores en muletas, y en busca y captura por sus acreedores.
¿Por qué debe perder? Porque Pepu tiene barba, pero no siempre hace milagros.
¿Por qué puede ganar? Porque Pepu de vez en cuando ha hecho milagros.

YOU ARE AWSOME, BABY 2011 (I)

Un febrero más llega el evento de referencia del baloncesto ACB. La maravillosa Copa del Rey que año tras año nos trae las mejores sensaciones en torno a un pabellón y a una ciudad que por unos días se vuelve completamente hacia nuestro deporte. En esta columna, imbuidos como siempre del espíritu Dick Vitale, uno de los tipos peculiares en el periodismo americano (su famoso grito lo usé de titular), tienen mis pronósticos para esta edición. No se les ocurra apostar por ellos porque el verdadero Vitale jamás lo haría.

Allá vamos.

VALENCIA-VALLADOLID. (60-40)
Valencia. Svetislav Pesic llegó, vio y empezó a vencer. Desde entonces no ha parado. En aquel momento casi nadie confiaba en el equipo, hoy casi nadie desconfía de un Valencia capaz de disputar todas las competiciones frente a cualquier rival. El Valencia es el “All-Power Team” de Vitale. Su energía y confianza es la llave que abre cualquier puerta.
¿Por qué debe ganar? Por Pesic, que ha vuelto, por Claver, que por fin ha llegado, por Savanovic, que se ha despertado, por Rafa Martínez, que tira y tira y tira…
¿Por qué puede perder? Porque su energético presente se vuelva contra ellos en un tenso final de partido.
Valladolid. Un hombre sabio en la banda (su nombre ya es pura filosofía griega; Porfirio Fisac, sólo sé que lo sé todo), y un equilibrio sobre el parquet. Todos juegan; todos es…todos. No tienen dudas, y sí la moral muy alta. Queremos decir que es una banda peligrosa esta Banda de Porfi, con las mayúsculas del Baloncesto en su cabeza.
¿Por qué debe perder? Porque el Valencia son más ‘citius, altius y fortius’, y estarán avisados.
¿Por qué puede ganar? Porque Van Lacke es una injerencia en cualquier partido, sus hombres altos se pasan muy bien el balón, y porque desde el banquillo recibirán mucha información para que los hombres de Pesic no parezcan tan buenos.

REAL MADRID-GRAN CANARIA (80-20)
Real Madrid: el favorito en este partido, de abajo hacia arriba, y viceversa. Hombre por hombre el partido no admite dudas. Además, las últimas victorias ajustadas en ACB y Euroliga nos hacen pensar que los de Messina pasean una maquinaria cada vez más engrasada…
¿Por qué debe ganar? Porque tiene mejores jugadores, y porque sus picos de intensidad y desconexión en los partidos cada vez son más favorables a lo primero que a lo segundo.
¿Por qué puede perder? Porque se dejen llegar a un final ajustado y el rebosante Palacio de los Deportes no sepa iluminar el ‘milagro Rodriguez’, o Mirotic, o…, como la desoladora Caja Mágica nos viene acostumbrando estas últimas semanas.
Gran Canaria: Hace unos años, en la probeta, echaron la dosis justa de profesionalidad, riesgo, contactos, moral, afición e ilusión, y les salió el equipo perfecto. Aquel que funciona siempre sobre sus expectativas ¡Ay, GranCa, si esto fuera Hollywood…!
¿Por qué debe perder? Porque el guión es muy perseverante: a partir del miércoles, siempre ganan otros.
¿Por qué puede ganar? Porque son un “All-Michelangelo Team”, unos artistas en buen estado de revista. Y, egoístamente, porque a sus fans nos encantaría ver a Pedro Martínez al día siguiente de que el baloncesto lo sacara campeón.