jueves, 10 de febrero de 2011

YOU ARE AWSOME, BABY 2011 (y II)

Tras las victorias del Valencia y el Real Madrid en la primera jornada, llegan los dos últimos cruces, y nuestro pronóstico.

BASKONIA-BILBAO (55-45).
Baskonia: “¡El cansancio no existe!” les dice Dusko, año tras año, mes tras mes, día tras día. Pero, cuidado, porque las empanadas mentales cada vez son más habituales dentro de la pista, y empiezan a serlo también en el Coronel Serbio tan amante de la Ópera…y del baloncesto sin pausa ni cuartel.
¿Por qué debe ganar? porque la Copa es su torneo de este siglo, y porque Querejeta les habrá mirado un par de veces esta semana mientras entrenan. Y una mirada de Querejeta a tiempo es droga dura.
¿Por qué puede perder? porque ya no hay un referente claro en la pista, porque el cansancio sí existe, y porque ese cansancio suele provocar una desconexión tan masiva, dentro y fuera de la pista, que no hay mirada de Querejeta capaz de componerla.
Bilbao. El gran JJ Davalillo se empeñó hace unos años en que Bilbao podía tener un equipo en la elite, y cuando uno de Bilbao se empeña en algo… Además, sólo hay una cosa que en Bilbao odien tanto como perder con el Madrid o la Real al fútbol; perder con el Baskonia al baloncesto.
¿Por qué debe perder? Porque sus ‘archi-enemigos’ son los reyes de la Copa en este siglo, y su camiseta pesa mucho en estos cruces.
¿Por qué puede ganar? Porque Katsikaris es muy capaz de conseguir que sus jugadores sean capaces de entender cómo se ganan este tipo de partidos; es un lío, lo sé, pero en el lío pescarán mejor los bilbaínos.


BARCELONA-JOVENTUT (90-10).
Barcelona. Xavi Pascual se estrenó hace años con una frase para la posteridad: “bienvenidos al maravilloso mundo del presente”. El Barça ya es el “All-Fran Lloyd-Wright team” de Vitale. La arquitectura de Aíto, corregida, modernizada y mejorada por esa pareja de estudio: Pascual-Creus, tanto saben que saben tanto.
¿Por qué debe ganar? Por Navarro, por Lorbek, por Ricky, por… ¿sigo?
¿Por qué puede perder? Porque al edificio se suban unos tipos de verde, sin ser vistos ni oídos hasta que sea demasiado tarde para echarlos de allí.
Joventut. Hace tres años sólo les faltó un corte de pelo en Badalona al estilo Hossiers, más que ídolos. Hace dos rodaron la continuación: Hossiers, con dos cojones (sin Aíto y con Alonso, y sin Rudy y luego sin Ricky...). Pero la película no ha terminado; este año llegan a Madrid con sus dos mejores jugadores en muletas, y en busca y captura por sus acreedores.
¿Por qué debe perder? Porque Pepu tiene barba, pero no siempre hace milagros.
¿Por qué puede ganar? Porque Pepu de vez en cuando ha hecho milagros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario