jueves, 10 de febrero de 2011

YOU ARE AWSOME, BABY 2011 (I)

Un febrero más llega el evento de referencia del baloncesto ACB. La maravillosa Copa del Rey que año tras año nos trae las mejores sensaciones en torno a un pabellón y a una ciudad que por unos días se vuelve completamente hacia nuestro deporte. En esta columna, imbuidos como siempre del espíritu Dick Vitale, uno de los tipos peculiares en el periodismo americano (su famoso grito lo usé de titular), tienen mis pronósticos para esta edición. No se les ocurra apostar por ellos porque el verdadero Vitale jamás lo haría.

Allá vamos.

VALENCIA-VALLADOLID. (60-40)
Valencia. Svetislav Pesic llegó, vio y empezó a vencer. Desde entonces no ha parado. En aquel momento casi nadie confiaba en el equipo, hoy casi nadie desconfía de un Valencia capaz de disputar todas las competiciones frente a cualquier rival. El Valencia es el “All-Power Team” de Vitale. Su energía y confianza es la llave que abre cualquier puerta.
¿Por qué debe ganar? Por Pesic, que ha vuelto, por Claver, que por fin ha llegado, por Savanovic, que se ha despertado, por Rafa Martínez, que tira y tira y tira…
¿Por qué puede perder? Porque su energético presente se vuelva contra ellos en un tenso final de partido.
Valladolid. Un hombre sabio en la banda (su nombre ya es pura filosofía griega; Porfirio Fisac, sólo sé que lo sé todo), y un equilibrio sobre el parquet. Todos juegan; todos es…todos. No tienen dudas, y sí la moral muy alta. Queremos decir que es una banda peligrosa esta Banda de Porfi, con las mayúsculas del Baloncesto en su cabeza.
¿Por qué debe perder? Porque el Valencia son más ‘citius, altius y fortius’, y estarán avisados.
¿Por qué puede ganar? Porque Van Lacke es una injerencia en cualquier partido, sus hombres altos se pasan muy bien el balón, y porque desde el banquillo recibirán mucha información para que los hombres de Pesic no parezcan tan buenos.

REAL MADRID-GRAN CANARIA (80-20)
Real Madrid: el favorito en este partido, de abajo hacia arriba, y viceversa. Hombre por hombre el partido no admite dudas. Además, las últimas victorias ajustadas en ACB y Euroliga nos hacen pensar que los de Messina pasean una maquinaria cada vez más engrasada…
¿Por qué debe ganar? Porque tiene mejores jugadores, y porque sus picos de intensidad y desconexión en los partidos cada vez son más favorables a lo primero que a lo segundo.
¿Por qué puede perder? Porque se dejen llegar a un final ajustado y el rebosante Palacio de los Deportes no sepa iluminar el ‘milagro Rodriguez’, o Mirotic, o…, como la desoladora Caja Mágica nos viene acostumbrando estas últimas semanas.
Gran Canaria: Hace unos años, en la probeta, echaron la dosis justa de profesionalidad, riesgo, contactos, moral, afición e ilusión, y les salió el equipo perfecto. Aquel que funciona siempre sobre sus expectativas ¡Ay, GranCa, si esto fuera Hollywood…!
¿Por qué debe perder? Porque el guión es muy perseverante: a partir del miércoles, siempre ganan otros.
¿Por qué puede ganar? Porque son un “All-Michelangelo Team”, unos artistas en buen estado de revista. Y, egoístamente, porque a sus fans nos encantaría ver a Pedro Martínez al día siguiente de que el baloncesto lo sacara campeón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario