lunes, 25 de abril de 2011

LAS RAICES DE OBRADOVIC (y III)


Aprovecho estos días previos a la Final Four de Euroliga, para subir al blog la última parte de la entrevista con Danko (fue publicada de forma íntegra en Marca.com).
Danko nos hablaba aquí de sus sensaciones sobre la escuela balcánica de entrenadores.

Como anécdota, os comento que los lectores en Marca reflejaron (no todos de forma muy educada, lamentablemente, coo podéis ver en los comentarios de la entrevista) el parecido de los análisis de Danko con el trabajo de un entrenador, Juanan Hinojo, que tiene incluso un libro publicado SUEÑOS ROBADOS
Le escribí un email a su página para comentarle la coincidencia, y seguramente podré conocerle en Barcelona durante la Final Four, pues presenta su libro esos días. Si Danko viene a 'ojear' para los Nets, le he prometido a Juanan que nos tomaremos un café, pues no le conoce personalmente.

TERMINAMOS...

-Espera, espera, que yo soy muy de imágenes y aquí me das una; ¿qué es eso de poner baloncesto en la ‘dirección del equipo’?-
Pues cambiar en Europa la tendencia que venía de la NBA de que un equipo podía estar a las órdenes de sus estrellas, de los que metían más de 30 puntos sí o sí, ganando o perdiendo. Esa tentación estaba aquí, acuérdate de la época de Gallis, del primer Drazen Petrovic. Aquello era, ‘un jugador-un equipo’. Un profesor como Nikolic no podía permitir aquello. Él se empeñaba en meter a esos jugadores dentro de la disciplina del equipo. El sistema puede basarse en grandes individualidades, pero el equipo es el equipo. Hay muchos entrenadores que hablan así, porque suena muy bonito, pero es muy difícil poner esa visión en campo porque hay que tener mucho carácter, pasar períodos de crisis, seleccionar el tipo de jugadores capaces de trabajar así. Es muy complicado.
(...) Ellos viven este tipo de vida, Pablo, no puedes creer hasta qué punto. Y Pesic, y Obradovic, y Tanjevic, y Vujosevic (ex entrenador de Partizán, cesado en Moscú esta temporada). To-dos.

-¿Y los croatas?-
No tanto. Es más en Serbia, créeme. Mucha gente lo ve como enfermedad. A veces, desde luego, lo parece.

-¿Y los jugadores?- P
Pues dirán de todo, pero yo sé lo que dice Vujosevic sobre ellos: “si me hacen caso y juegan como yo digo, acabarán valiendo más como jugadores”. Estarás de acuerdo, o no, pero a él le mueve ese pensamiento.

-¿No tendrá todo esto que ver con vuestro ex país, con la política? El jefe manda. El entrenador es un general.-
Uh, me encanta hablar de eso. Porque creo que la gente dice pero no sabe todo, y creo que tú estás de acuerdo. Esa filosofía de entrenador, los que estamos en el negocio sabemos que en realidad viene del College Americano. De aquellos equipos universitarios tan ejemplares.

-Es verdad. Si fue lo mismo que pasó aquí con Díaz Miguel, tan adelantado a su tiempo…-
Pues a nosotros también nos llegó aquello. El entrenador universitario como profesor, como autoridad sobre el juego, como hombre de carácter. Incluso, llevado a aquellos años, pero allí, Pablo, primero allí, no aquí, el entrenador que no cambiaba su posición, que se equivocaba o acertaba, pero sólo mandaba él.

-¿Me estás diciendo que Nikolic se hizo ‘profesor’ de baloncesto por aquello, fijándose en aquello?-
Totalmente. Aquella (años 70) fue la época en la que los equipos de Yugoslavia empezaron la tradición de viajar a Estados Unidos. Delibasic, Dalipagic, Kikanovic… estaban en equipos que hacían tour de 15 días por allí, y jugaban un partido y otro partido contra las Universidades. John Wooden, Dean Smith algo después, el que tiraba la silla, ¿cómo se llamaba?

-Bobby Knight, de Indiana.-
Eso. Se empaparon de aquel baloncesto, y entonces vino lo interesante. Nikolic y algún otro, seguro que también Díaz Miguel, lo vio como una oportunidad de traerlo pero para transformarlo al tipo de jugador europeo, sin las cualidades físicas de los chavales de esas Universidades. Pero la raíz estuvo allí; el profesor, la autoridad, el equipo y al final las posibles estrellas. Para mí, aquello transformación de lo ‘americano’ a lo ‘europeo’, derivó en un tipo de baloncesto inteligente por necesidad.

-Termina, termina…-
Si me preguntas en que yo creo, te digo que a mí me gusta sobre todo el baloncesto primero rápido y listo, la idea bonita del baloncesto. Eso es lo perfecto. No puedo probarlo, pero seguro que Nikolic pensaba lo mismo. Pero, como decirlo; él fue un maestro que se inspiró en aquellas clases, y las adaptó a estos alumnos.

jueves, 7 de abril de 2011

LAS RAÍCES DE OBRADOVIC (II)


Lo que venía siendo una cita informal para tomar café, aprovechando la estancia de Danko Cjveticanin (Zagreb, Croacia, 1964) en Madrid en labores de padre de Filip, proyecto de alero tirador de la cantera de Estudiantes, se convierte improvisadamente, esta mañana soleada en la calle Alcalá, en un uno para uno entre un base preguntón y un escolta con todo el baloncesto ‘ex yugoslavo’ en la cabeza.

La excusa, esta vez, es el partido a vida o muerte entre Real Madrid y Power Electronics Valencia por una plaza en la Final Four de la Euroleague 2010-2011.
Aquí tienen las reflexiones de dos amigos, que jamás podrán bajarse del vehículo que ha dirigido su amistad, The Game of Basketball, pues las respuestas de este genio croata, tan apreciado hoy por los ‘General Managers’ americanos en su condición de ‘ojeador’ de jugadores europeos, nos abren directamente las puertas de la génesis de la Escuela más apreciada del Baloncesto Europeo.

¿Lo grabamos por si alguien nos quiere escuchar?Ok, ok. Yo digo siempre lo mismo, Pablo, y ya has leído últimas declaraciones de Zeljko en periódicos; la clave de todo fue un hombre, Aleksander Nikolic, al que todos llamábamos ‘Profesor Nikolic’. Y si preguntas a Pesic, a Ivanovic, a Maljkovic, Tanjevic, a, incluso… ¡si preguntas a Ettore (Messina)! te puede decir la misma cosa. Nikolic fue hombre clave en baloncesto yugoslavo, y después en Italia. Por ejemplo, la etapa de Tanjevic en Trieste, con trabajo con jóvenes que tanto conoce la gente del baloncesto, es, como se dice, ‘discipula’, de enseñanzas de ‘profesor Nikolic’. También (Ranko) Zeravica es maestro de entrenadores. Y luego vino a España (los aficionados más veteranos se acordarán de que entrenó al mítico CAI Zaragoza de Kevin Magee, Fernando Arcega… campeón de Copa del Rey a principios de los 80), y todos dicen que enseñó mucho aquí.

¿Y Pesic?
Pues Pesic es similar. Cómo no. Exigente, detallista al máximo. Cuando enseñas, cuando entrenas, la metodología es la base. Tienes que tenerla. Los mejores la tienen. Los detalles están en la base de la metodología de Pesic. Es obsesivo con eso. Definitivamente es uno (de los entrenadores) capaz de hacer que el jugador sea agresivo todo el tiempo, de hacer que sus equipos peleen siempre los rebotes, balones sueltos… Sabe criticar a los jugadores para motivarlos y, como todos ellos, pondrá siempre el equipo por encima de las figuras; eso es religión, poner el baloncesto en la dirección del equipo. Las enseñanzas de Nikolic eran categóricas con eso…
Pero aquí veo una contradicción; Pesic está ganando, y los jugadores ya estaban, no los ha elegido él.
Ya, pero yo veo el equipo de Valencia cómo decir, como un ‘healthy team’. En ese equipo hay jóvenes, algún veterano, y no hay ninguno problemático. Pesic sabía eso, por eso acepta entrenar al equipo. Lo qué él ha hecho es cambiar la mentalidad anterior. El ejemplo perfecto de la mano de un entrenador, de su capacidad. Llega y ‘flip’ los jugadores dan un giro de 180 grados. Es otro equipo. De hecho, es sobre todo un equipo. La prueba de lo que te digo; el entrenador puede ser el dueño del juego, el que tiene la llave. Hay muchos más ejemplos de esto en la Historia del Baloncesto.
Me decía el otro día su ayudante, Chechu Mulero, que lo que más sorprende es la pasión, la necesidad de baloncesto hasta la obsesión.
Ellos viven este tipo de vida, Pablo, no puedes creer hasta qué punto. Y Pesic, y Obradovic, y Tanjevic, y Vujosevic (ex entrenador de Partizán, cesado en Moscú esta temporada). To-dos.

Volviendo al partido clave del jueves (por hoy), y para terminar; ¿quién está más preparado para afrontarlo?
Yo respeto a los dos mucho. Creo que los equipos son muy parecidos, pero te digo una cosa; Pesic ha jugado partidos como éste muchas veces en su carrera. Molin, no. Eso es ‘fact’ (hecho). Me acuerdo en Indianapolis, por ejemplo, contra selección americana en su Mundial, en campo ajeno… Pesic está muy preparado para estas situaciones. Dicho esto, tú sabes que un partido es un partido y no puedes predecir mucho.

¿El partido será más de entrenadores, o más de jugadores?
Ya sabes lo que creo, Pablo. Hemos hablado todo el rato de baloncesto europeo como baloncesto de entrenadores. Pero si no tienes jugadores con un mínimo de nivel para este tipo de partidos, no puedes cambiar nada. Como creo que los dos tienen un mínimo de esos jugadores, pienso que una decisión técnica o táctica puede ser clave mañana (por esta noche).

viernes, 1 de abril de 2011

LAS RAICES DE OBRADOVIC (I)


Dejamos abandonado el blog a su suerte unos meses, justo en el momento en que augurábamos al equipo de Xavi Pascual un 'Viaje Hacia la Leyenda', y nos motiva retomarlo en el momento del aterrizaje forzoso.
Nos motiva, porque ese aterrizaje del Barcelona de baloncesto, tan abrupto e inesperado, viene provocado lógicamente por fallos propios, pero también por aciertos ajenos, en este caso del que está a un paso de ser considerado el mejor entrenador europeo de baloncesto.
Zelkjo Obradovic, a sus escasos 50 años, va a disputar su decimotercera Final Four Europea, y tras la victoria de su equipo, Panathinaikos, en el playoff frente al Barcelona, buscará del 6-8 de mayo su octava Euroliga. Una victoria que conlleva titulares muy rotundos al analizar lo sucedido en el parqué, y alabanzas unánimes hacia la figura del entrenador serbio. Estos son los hechos, quizá inesperados en el parqué, no tanto en el impacto de Zeljko sobre el baloncesto europeo, pero en este rincón nos interesa sobre todo entender cómo surge una figura tan rotunda en nuestro deporte.

¿De dónde viene Zeljko Obradovic? Es lo que ayer le preguntamos a Danko Cvjeticanin, ex compañero en Estudiantes en los años 90, pero sobre todo escudero de referencia en aquella mágica Cibona de Zagreb que lideraba Drazen Petrovic a finales de los años 80, escolta de la selección yugoslava que dominaba entonces como España lo ha hecho un par de años ahora, medalla de plata con Croacia en Barcelona 92 y capaz, por ejemplo, de anotar 45 triples seguidos alguna de aquellas mañanas en el Magariños, ante el asombro de sus bases amigos, este que suscribe, que alucinaba, y Mike Hansen que lo retaba.

-¿Por qué es tan bueno, Zeljko? ¿Cómo es posible que domine así una Europa de baloncesto tan competitiva?
- Pablo, todo viene de la historia de 'Profesor Nikolic' del que ya te hablé antes, y siempre hablo. Él fue hombre que provoca cambio en baloncesto europeo. No puedes imaginar el respeto por su figura en nuestro país, pero no sólo en nuestro, también en Italia. Profesor Nikolic es para mi definición de maestro. Su manera de trabajar, su posición de humildad cuando hablaba (increíble, por ejemplo, diferencia con Mirko Novosel, que es respetado en Croacia; Mirko siempre quería demostrar que él sabía, que él era maestro, Profesor Nikolic jamás; él sólo quería enseñar para que otros siguieran su camino, él nunca quería reconocimientos, nunca), todo lo que hacía estaba, como decir, 'tocado' por sabiduría de baloncesto.
-¿Y dónde empieza su conexión con Zeljko?- Conexión empieza porque Zeljko ya como jugador se consideraba entrenador. Él siempre quería saber todo sobre entrenadores, siempre mandaba en cancha como base. Pablo, no puedes creer como tenía 'cojones' Zeljko en su etapa de jugador. Siempre podía jugar bien últimos minutos, en Cacak (ciudad Serbia con adoración por el basket), era un auténtico ídolo, y después también lo fue en Partizan. A Zeljko lo llamaban a la selección por su actitud en cancha y también por su actitud y conocimiento del juego fuera de cancha, como ayuda de entrenador. (cont...)