viernes, 6 de mayo de 2011

LAS HORAS PREVIAS DE UN GENIO

...Los genios no siempre ganan, pero su genialidad sucede a tiempo casi completo.
La escena del jueves por la noche en el hotel Rey Juan Carlos de Barcelona, cuartel general de los equipos en la Final Four de la Euroliga, fue digna de un guión de los buenos de Woody Allen, y es evidente que ya formaba parte de las semifinales de esta noche.
En un ambiente muy distendido, charlaban Jorge Valdano, Juan Carlos Sánchez y 'Lele' Molin, cuando Zeljko Obradovic los vio desde otra mesa llena de gente.
"Parece que viene", -comentó Valdano sorprendido-.
"Es que fui su ayudante en Benetton dos años, nos queremos mucho", -apuntó Molin justo antes de saludarlo-.
El abrazo de los dos, la mirada de complicidad de Molin, sólo podía tener un significado; ese tipo deja huella.
"Qué tal hombre, cómo estáis. Mucha gente en mesa conmigo, todos hablan, griegos siempre hablan, yo digo hombre es el Lele, el gran Lele, y cómo estáis. ¿Todo bien?"
-Él seguía de pie, los demás sentados, su mirada iba y venía de uno a otro e incluso era capaz de no perder de vista con el rabillo del ojo la mesa en la que había 'abandonado' a esos griegos tan habladores-.
"Aquí de nuevo, -respondió Valdano-. Llevo toda la semana metido en este hotel. Ya sabes que el equipo de fútbol jugó aquí la semifinal. Y bueno, el fútbol..."
"Joder, sí, fútbol, siempre fútbol. Qué quieres que diga. A gente sólo interesa el fútbol. En Grecia todos opinan. Y el Barça, y Mourinho, y..." -subía y bajaba los hombros mientras tanto, y su mirada ahora no se fijaba en nadie en concreto-.
"Por cierto, Zeljko, ¿estás muy en forma, no?" -Le comentó otro de los presentes en la improvisada tertulia-.
(Y aquí es donde el genio empezó a colarse por la rendija).
"Claro, ¿cómo no? Tengo un segundo (entrenador) que está loco, sabes, tío. ¿Tú conoces?... Y me dice: 'y Zeljko, mañana corremos 6 km'. Y yo qué voy a decir. Y voy. Y luego me dice: 'vamos a hacer pesas'. Y después otra vez corremos. ¿Sabes, no? -paró, fijando esta vez su mirada sobre el preguntón-. ¡Y los segundos sólo quieren trabajar, y trabajar...! -fue el momento elegido para girarse sobre Molin riéndose a carcajadas, abrazándole, mientras 'Lele' lo miraba reconociendo -supongo- a un individuo tocado por una magia que solamente poseen los que siempre fueron protagonistas.

"Grandísimo Lele -continuó-. Cuando era mi segundo también estaba loco, y trabajaba, y trabajaba... ja, ja, ja. -La risa lo seguía inundando todo. Y ya era altamente contagiosa, pues solamente Molin se la aguantaba como podía-. Oye, Lele, oye, -prosiguió- ¿ya te sientes español, eh, ya crees que eres español? -preguntó, mientras Molin lo miraba muy sorprendido-.
"No sé, sí, claro -fue su respuesta sin saber lo que podía esperarle después-.
"¡Joder, entonces ya sabes lo que es 'Ser Rodriguez', ¿cómo era? No, no, ¡'Estar de Rodriguez'! Eso es, eso es! ¿Sabes, no? Yo ya le dije a Ettore cuando nos vimos en clinic Euroliga; eh, Ettore, qué pasa, ¿estás de Rodriguez en España? Y él no entendió, y yo le digo; eh, tú jamás puedes ser español si no sabes qué es estar 'De Rodriguez', ja, ja, ja... Y no es solo saber; ¡tienes que 'estar De Rodriguez! (Las risas esta vez ni tan siquiera Molin las aguantaba). Pero tú, Lele, tú llevas todo el año así, ¿no? ¡TU YA ERES ESPAÑOL, COMO YO ERA! ja, ja, ja.
"¿De veras sigues manteniendo contacto con España?" -Interviene Valdano-.
"Claro, hombre, claro. Tengo casa cerca de aquí. Es urbanización tranquila, cerca de mar, y siempre quiero venir un mes en verano a descansar... pero, sabes ¡no siempre me deja mi segundo! Y yo digo; ¡EH, en verano yo me voy, y tú sigue trabajando si quieres...ja, ja, ja!

"Pues ten cuidado este fin de semana no sea que uno de tus segundos te quite la Copa" -aprovecha otro tertuliano para comentar-.
"ok, ok. Vuelvo con griegos. Vamos a descansar pronto todos, ¿no?"
(

Ante la escena, uno tuvo la sensación de que la Final Four ya había dado comienzo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario